¿Qué hace el coaching?: funciones y bondades

Michael Jordan tuvo un Coach, y no fue quien lo entrenó en la cancha. Bill Gates tiene un Coach y este no sabe necesariamente de computadoras. ¿Quién trabaja con tu mente?

Grandes empresarios, celebridades, políticos y artistas, el día de hoy tienen un coach. Esto que exploto en la década de los noventas, se ha convertido en parte de la cotidianeidad de muchos, pues siempre es necesario que alguien nos haga “darnos cuenta” de lo que podría ser mejor o más certero para nosotros. ¿Pero cómo funciona?

La función de la metodología del coaching es guiar un proceso dialógico que, con base en preguntas, ayuden a una persona a:

  1. Descubrir puntos ciegos en su forma de ver, actuar y conducirse en cualquier aspecto de vida o negocios.
  2. Ayuda a esclarecer de forma importante las problemáticas personales que generan afectación en negocios y vida, ventas, desarrollo de relaciones, seguridad personal, y cualquier aspecto relacionado o vinculado con las actitud, acción y comportamiento de los individuos.
  3. Genera contexto para comprender la problemática a partir del diálogo hasta encontrar problemas, o caminos que la persona no logra ver por sí sola por pertenecer al problema en el que se habita.
  4. Genera estrategias y esclarece una serie de pasos a seguir para conseguir los resultados deseados
  5. Motiva y apoya el compromiso de los individuos con ellos mismos y con sus acciones
  6. Brinda poder mediante el seguimiento de las acciones y consolida oportunidades de crecimiento o mejora.

Recordemos que el coach no orienta, sólo pregunta, hace las labores de un indagador inteligente a partir de una metodología muy clara de siete pasos. En la cual las personas se certifican y que a diferencia de lo que se piensa cuesta mucho trabajo y horas de práctica perfeccionar. Pues hay dos factores que se relacionan para que un coach sea bueno: Habilidad y analítica.

Las tres dimensiones de la empatía que todo alto directivo debería dominar para comunicar con eficacia.

En una entrada reciente, nuestro compañero Israel Mañas nos habló de la importancia de la comunicación consciente. El mindfulness nos ayuda a gestionar nuestra atención y a enfocarla. Existen muchos tipos de atención y muchos lugares donde concentrarla.

Daniel Goleman es un reconocido experto en el campo de la atención. En su libro Focus: desarrollar la atención para alcanzar la excelencia, Goleman agrupa estos modos de atención en tres amplias categorías: foco en uno mismo, foco en los demás y foco en el mundo externo. Para obtener buenos resultados, los líderes necesitan desarrollar estos tres tipos de foco:

  • El foco interno te ayuda a conectar con tus intuiciones y los valores que te guían, favoreciendo el proceso de toma de decisiones. El líder desconectado de su mundo interno carece de timón.
  • El foco externo te ayuda a navegar por el mundo que te rodea. El líder indiferente a los sistemas mayores en los que se mueve está perdido.
  • El foco en los demás mejora tu vida de relación. El líder inconsciente ante el mundo interpersonal camina ciego.

En este artículo quiero centrarme en este último foco, por su importancia capital para una comunicación eficaz.

La tríada de la empatía

Un atributo fundamental de la comunicación para el liderazgo es la empatía. Goleman profundiza en este concepto proponiendo tres dime nsiones de la empatía o tres maneras diferentes de sentir los sentimientos del otro:

  • Empatía cognitiva: Nos permite asumir la perspectiva de otras personas, entender su estado mental y gestionar, al mismo tiempo, nuestras emociones, mientras valoramos las suyas.
  • Empatía emocional: Nos permite conectar con otras personas hasta el punto de sentir lo mismo que están sintiendo y experimentar, en nuestro cuerpo, un eco de cualquier alegría o tristeza que estén experimentando.
  • Preocupación empática: Nos lleva a ocuparnos de los demás y ayudarlos, en el caso de que sea necesario. Implica una preocupación activa por su bienestar.

EMPATÍA COGNITIVA

La empatía cognitiva capacita a los líderes para explicarse de manera significativa. Requiere que piensen sobre sus propios sentimientos y los de sus interlocutores. Implica ponerse en los zapatos del otro, examinar las cuestiones desde su perspectiva, tratar de pensar y sentir como lo haría el otro.

EMPATÍA EMOCIONAL

Se origina en partes primitivas de nuestro cerebro que nos permiten sentir rápidamente sin pensar en profundidad. Nos sintonizan despertando en nuestro cuerpo los estados emocionales de los demás: literalmente siento tu dolor. Mis patrones cerebrales reflejan los tuyos cuando te escucho contar una historia cautivadora.

En la siguiente charla TED, El cerebro comunicándose, el neurocientífico Uri Hasson comparte los experimentos de su laboratorio que revelan cómo nuestros cerebros muestran una actividad similar o se alinean, cuando escuchamos la misma idea o historia.

Acceder a esta capacidad de empatía emocional requiere dos tipos de atención: un foco deliberado en tus propios ecos de los sentimientos del otro y una consciencia abierta de la cara, voz y signos exteriores de emoción de la otra persona.

PREOCUPACIÓN EMPÁTICA

Está íntimamente relacionada con la empatía emocional. Aunque la empatía cognitiva o emocional permitan reconocer lo que otra persona piensa y vibrar incluso con lo que siente, no necesariamente desemboca en la simpatía, es decir, en la preocupación por su bienestar. La preocupación empática te permite sentir no sólo cómo se sienten otras personas, sino también saber qué necesitan de ti.

Goleman advierte que aquellas personas en quienes se desarrolla esta preocupación empática pueden llegar a sufrir mucho. En el caso de trabajadores sociales, servicios de ayuda, etc., pueden llegar a padecer la fatiga de compasión; en el caso de directivos, puede generar ansiedad por personas y circunstancias más allá de su control. Se requiere un delicado equilibrio entre gestionar nuestra propia angustia y el embotamiento de nuestros sentimientos hacia el dolor ajeno.

Enfoca tu atención para evitar la erosión de la empatía y compasión

La atención es un componente clave del liderazgo. Y no se trata del foco en los objetivos anuales o en las prioridades de gasto. Los líderes con atención y foco están en contacto con sus propios sentimientos, saben controlar sus impulsos, son conscientes de cómo los ven los demás, comprenden lo que los demás necesitan de ellos, saben sortear las distracciones a la vez que son capaces de dejar vagar su mente libremente, despreocupada.

La atención es como un músculo y puede entrenarse. El mindfulness es una técnica valiosa para fortalecerla. Controla tu atención y controlarás el rumbo de tu organización y de tu vida.

 

Desnutrición emocional:

[et_pb_section admin_label=”section”]
[et_pb_row admin_label=”row”]
[et_pb_column type=”4_4″]
[et_pb_text admin_label=”Text”]
En las últimas décadas los gobiernos en sus programas de desarrollo social, le han puesto énfasis a la desnutrición alimenticia sobre todo en el denominado tercer mundo, con lo cual estoy completamente de acuerdo y me uno al esfuerzo de todos aquellos países que se han abocado a esta noble causa que beneficia a la niñez, sin embargo existe una desnutrición de la cual muy poca gente habla y es la desnutrición emocional.

¿Qué es esto?

A medida que va pasando el tiempo y se le presta más atención a valores externos y de justificación tales como: el dinero, el triunfalismo, “la popularidad” (redes sociales) por mencionar algunos es que vamos desplazando otros, desde ese punto de vista podemos decir que están creciendo algunos niños de esta nueva generación o de generaciones venideras con la bien llamada DESNUTRICION EMOCIONAL.

La escasez de valores puede traer consigo la ruptura del tejido social básico, si encaminamos a los niños y jóvenes hacia este sentido ¿por qué debemos esperar un cambio generacional?, lo que obtendremos realmente serán generaciones autocomparables que relacionen el éxito con el dinero, la desvinculación emocional, el apego a hábitos de consumo, en fin, la despersonalización.

El trabajo para combatir este mal está a cargo de la sociedad en sí, pero debe empezar con los padres ¿cuántos padres conocen los valores de sus hijos?, ¿qué es importante para cada uno de ellos? el desconocimiento de los mismos genera una ruptura comunicacional, si a esto le agregamos que en algunos casos la educación, que no es igual que la instrucción pero eso lo veremos en nuestro próximo contenido, está enfocada en dar consejos y transferir experiencias, ¿no sería mejor apoyar el desarrollo de las experiencias y que estás apoyen el conocimiento de los niños y jóvenes?,  ¿cuántas veces nos preocupamos de la sensación y el bienestar de las nuevas generaciones?

Una paternidad responsable es la que genera reconocimiento, autoestima, autoconocimiento y el desarrollo completo de la inteligencia emocional preparando en sí a los individuos para la interrelación, el respeto y la congruencia entre otros.

Estoy convencido que nada podrá cambiar si no preparamos las nuevas generaciones con marcos referenciales basados en valores y en el sentido estricto de la felicidad. Podemos decir que cada persona es un mundo por lo tanto un consejo que quiera transmitir experiencia va a generar un acotamiento del campo experimental del individuo y es este el que va a formar y/o desarrollar sus inteligencias múltiples.

¿Podríamos empezar hoy por saber qué es importante para el niño y el joven y desde ahí hablar?
[/et_pb_text]
[/et_pb_column]
[/et_pb_row]
[/et_pb_section]

Emotional malnutrition:

In recent decades governments in their social development programs, have put emphasis on food nutrition especially in the so-called third world, with which I fully agree and I join the efforts of all those countries have focused on this noble cause that benefits children, however there is a malnutrition which very few people speak and emotional malnutrition.
What is this?
As time passes and you pay more attention to external and justification such values as money, triumphalism, “the popularity” (social networks) to name a few is that we displacing other, from that point of view we can say that some children are growing this new generation or future generations with the aptly named EMOTIONAL MALNUTRITION.
The scarcity of values can bring the breakdown of basic social fabric, whether headed to children and young people to this sense why should we expect a generational change ?, what will really get autocomparables generations linking success with money, emotional detachment, attachment to habits, finally, depersonalization.
The work to combat this evil by society itself, but it must begin with parents how many parents know their children values ?, what is important to each of them? the lack thereof generates a communication break, if we add that in some cases education, which is not the same as the instruction but that we will see in our next content is focused on giving advice and transferring experiences, would not it be better support development experiences and that you support the knowledge of children and young people ?, how often worry about the feeling and well-being of future generations?
Responsible parenthood is what generates recognition, self-esteem, self-knowledge and the full development of emotional intelligence itself preparing individuals for interaction, respect and consistency among others.
I am convinced that nothing will change if we do not prepare the new generations with referential frameworks based on values and in the strict sense of happiness. We can say that each person is different therefore advice you want to convey experience will generate a shoulder of the experimental field of the individual and it is this that will form and / or develop their multiple intelligences.
Could we start today to know what is important for children and young people and from there to talk about?

 

By:

Master Coach Juan Carlos Martínez Chuecas

Liderazgo

El término liderazgo, a como se definía antes me hace pensar: un minero para obtener oro, en la actualidad, ¿utiliza un pico y una pala?

A través de los años se nos ha enseñado sobre liderazgo una infinidad de temas, conceptos, definiciones, etc; que lejos de darnos un panorama más amplio o claro sobre lo que tenemos o cómo tenemos que hacerlo, nos dejan con prácticas que no nos conducen al logro de los objetivos empresariales como quisiéramos verlo.

Ciertamente este tema así como la producción o ventas dentro de las empresas, también es de suma importancia, pues la manera en que se lleve a cabo en ellas define en gran medida los resultados que se obtengan.

Liderazgo y sus tipos realmente no resuelven mucho dentro de la gestión empresarial, pues antes de definir qué tipo de liderazgo debo ejercer, debo haber construido una cultura dentro de la empresa, que permita un ambiente propicio para ejercer el liderazgo que haya elegido.

Una empresa aunque tenga una infraestructura o tecnología de punta, no va a funcionar como debiera sin el personal idóneo dentro de la misma. Las empresas las hacen las personas, no sus edificios o maquinaria y equipo.

Así como la mano de obra involucrada directamente en la producción, un LÍDER es quien debe tener capacidad para lograr que estas personas hagan su trabajo tal cual debe ser. Es casi imposible pensar o imaginar que en las empresas llegaran a contar con personal autónomo en todas sus áreas, una empresa que esté totalmente poblada de LÍDERES, desde la persona de intendencia hasta el director administrativo.

Por ello siempre existe o debe existir alguien que inspire y sea un modelo a seguir, alguien que con solo verlo nos den ganas de hacer lo que debemos hacer. Alguien que con solo cruzar palabras nos demos cuenta o aceptemos que quizá no estamos haciendo lo correcto que él mismo nos indicó o pidió que hiciéramos.

Llevar nuestro LIDERAZGO como estilo de vida, nos convierte en LÍDERES reales, capaces de inspirar a cualquiera. Tratar de hacer siempre lo mejor como los mejores, será siempre inspirador para aquellos que están cerca de nosotros. Si nuestro estilo de vida inspira a otras personas a mejorar su vida, su trabajo, su personalidad, entonces nos habremos convertido en verdaderos LÍDERES.

Si tienes alguna duda o algún comentario sobre lo anterior escríbeme a:

@jm_chuecas

 

Benchmarking… simplemente: SER MEJOR QUE EL MEJOR

 

Comenzaré haciendo un poco de historia, las primeras referencias al proceso de material real de Benchmarking se remontan a principios de 1950, cuando los japoneses realizaron visitas a empresas occidentales y a través de éstas tomaban nota y absorbían a la perfección las mejores prácticas empresariales para sus propios negocios y procesos de  producción.

Se sabe que formalizaron esta práctica al complementarla con la impostación, por medio de un contrato, de los conocimientos occidentales es decir, el Know How;  entre 1952 y 1985 se suscribieron 42,000 contratos de este tipo.

El Benchmarking, debe estar dirigido a generar valor para que llegue a ser una herramienta eficaz. Es un proceso continuo de medición  de productos, servicios y procesos, que permitan compararse con los principales competidores o con aquellas compañías reconocidas como líderes en la industria, no obstante la aplicación de esta técnica de la mercadotecnia en la actualidad se ha extendido a la mayor parte de las estructuras de las organizaciones. Los encargados de Recursos Humanos, no son la excepción, el éxito radica en involucrar a la alta dirección de las empresas participantes, conseguir aceptación de toda la organización y saber comunicar los resultados. La participación en este proceso demanda transparencia en el intercambio de información, acuerdos a nivel superior y garantías de reserva.

El benchmarking puede lograr:

  • Estimular de una manera objetiva la revisión de procesos, practicas y sistemas
  • Descubrir y plegar la interconexiones entre las partes de la organizaciones
  • Despertar el sentido competitivo de las unidades mediocres
  • Proporcionar información específica externa sobre métodos de operación
  • Originar preguntas e identificar de manera potencial los mejores caminos para operar
  • Superar la barrera del síndrome “no fue inventado aquí” para lograr el cambio
  • Dar soporte a los propósitos para hacer el cambio
  • Presentar una tarea común para mejorar los procesos

Benchmarking, es entonces un instrumento que garantiza la mejora continua, esto debido a que nos permite mirar los procesos internos y de otras organizaciones con lo que, ampliaremos la visión y comprenderemos que existen formas distintas de hacer y que estas pueden ser mejores que las nuestras.

Análisis como el Benchmarking, tiene principios básicos como lo son;

  • Mejorar la competitividad de los Recursos Humanos, con relación al resto de compañías.
  • Estandarizar y mejorar procesos internos.
  • Desarrollar e impulsar nuevas políticas y estrategias

El desarrollo de un Benchmarking, consta de tres etapas;

  1. Planificación. Determina los ámbitos de estudio para posteriormente establecer los contenidos objeto del estudio, mediante esta etapa se identificarán las fuentes de información y se elaboraran los cuestionarios o formatos necesarios para recabar la información necesaria
  2. Estudio, participación y realización. Instituye los contacto y acuerdos sobre los tema objeto, es necesario la elaboración de una grafica Gantt, para llevarlos a cabo. Durante esta fase se recopila de manera directa o indirecta la información considerando factores tiempo, recursos, complejidad y confidencialidad.

 

ES AQUÍ DONDE SE DETERMINAN LAS FORTALEZAS Y DEBILIDADES

 

  • Fase de benchmark, desarrollo y elaboración de nuevas propuestas y objetivos de mejora.

El Benchmarking no provee, sugiere prioridades o prescribe una acción

Formación de Equipos de Alto Desempeño

Recordando aquella célebre frase “nadie es indispensable”, he de suponer que fue instituida en la vieja concepción del Recurso Humano, visto como un engranaje sustituible de la maquinaria de producción, en contraposición a una concepción del individuo como indispensable, para lograr el éxito de una organización.

Cuando se utiliza el término Recurso Humano se está catalogando al individuo como un instrumento, sin tomar en consideración que es el capital principal, poseedor de habilidades y características que le dan vida, movimiento y acción a toda organización, es por ello que prefiero usar el término “Talento Humano”.

Cada factor productivo debe trabajar de manera eficaz en el logro de los objetivos organizacionales y es aquí, donde se llega a realizar el tratamiento del recurso humano como “talento humano”, es a este factor a quien debe considerarse de real importancia para aumentar sus capacidades y elevar sus aptitudes al punto tal, que sea capaz de valerse por sí mismo y entregar lo mejor de sí a su trabajo, sintiéndose conforme con lo que realiza.

Investigaciones realizadas demuestran que la productividad de las personas es mejor cuando se han implementado mecanismos para fomentar el trabajo en equipo”. El reto principal en la construcción de equipos de alto desempeño es encontrar la forma de lograr interdependencia, eficiencia, responsabilidad compartida, apoyo mutuo y confianza entre las tareas y los miembros del equipo.

Los llamados sistemas de Trabajo de Alto Desempeño no son más que una combinación de prácticas de recursos humanos, estructuras de trabajo y procesos que maximizan el conocimiento, las habilidades, el compromiso y la flexibilidad del trabajador.

Dempeño , se requiere gente segura de sí misma, dispuesta a aceptar la responsabilidad por las tareas que realiza y por los resultados que produce, que sabe pedir ayuda sin complejos cuando la necesita y que, además, se involucra en tareas para fortalecer el equipo, aunque no sean de su responsabilidad.

Los beneficios del trabajo en equipo se consiguen, cuando los grupos logran dotarse de las habilidades para operar cooperativamente y dominar procesos internos de trabajo para canalizar productivamente el esfuerzo colectivo. Por lo tanto, un “Equipo de Alto Desempeño ”, es aquel que ha alcanzado los objetivos propuestos de una manera excelente en términos de eficacia y de eficiencia.

Algunas consideraciones a tomar en cuenta para lograr Equipos de Alto Desempeño son: –Diseñar un programa de mejora continua que incluya desarrollo y evaluación de desempeño. –Programar y planificar las actividades que se van a abordar. –Tener claridad de tareas, proyectos y responsabilidades. –Hacer seguimiento a los objetivos alcanzados por el equipo. –Analizar las variables y criterios utilizados para recompensar la eficacia de los resultados de un equipo. –Lograr que un equipo sea capaz de autodirigirse. –Dotar al equipo de la flexibilidad necesaria ante cambios y conflictos.

La mitología Griega

Según la mitología griega, Crono o Cronos era el líder y, parece ser que el más joven de la primera generación de Titanes (una raza de poderosos dioses), descendientes divinos de Gea (Tierra), y Urano (Cielo). Cuenta la mitología que Crono, embriagado por sus sed de poder, derrocó a su padre y gobernó durante la edad dorada. Urano, su padre, antes de morir y ya malherido, le maldijo y deseó que corriera la misma suerte de manos de sus hijos, por lo que Cronos, para que no reprodujeran con él, lo que él había hecho con su padre, decidió devorarlos nada más nacer, si bien gracias a la picardía de la diosa Era, uno de sus hijos, Zeus, logró salvarse de tan desalmado destino, pero dando cumplimiento años más tarde a la maldición.

En un contexto moderno de dirección organizacional el “Síndrome de Cronos” es una “enfermedad gerencial” caracterizada por “la acción deliberada del supervisor de estancar a su personal por temor a ser desplazado o sustituido, evitando el crecimiento de los subordinados en el área en donde él ejerce su poder o lo posee”

En el mundo organizacional, observado en no pocos líderes, por Síndrome de Cronos, se entiende el miedo enfermizo y patológico a ser desplazado, y de el se deriva una exagerada necesidad de mantenerse seguro en el puesto que ocupa, y la evitación a toda costa de que nadie intente derrocarle de dicho puesto. Resultado de estos miedos patológicos, el líder que lo padece evita expresar sus emociones, exhibir sus carencias, hablar de sus temores, y por otro lado, ostentar cualquier manifestación de poder, básicamente ante sus subordinados, para que les disuada de una, en la mayoría de las ocasiones irreal, tentativa de atentar contra su estabilidad en su puesto.
Habitualmente es fácilmente identificable por su miedo a delegar. Controlar todo es su pasión, y delegar, constituye para ellos, una posibilidad de perder el puesto que ocupa. Por lo tanto de su estrategia directiva basada en el control, se derivan unas relaciones basadas en la sumisión y el acatamiento. Intentan sin más acaparar responsabilidades, faenas, quehaceres, y asumen como obligaciones gran cantidad de funciones, que tienen como único objetivo demostrar lo imprescindibles que son en el seno de la organización para la que trabajan. Prefieren caer rendidos de agotamiento, que delegar, ya que esto supone una amenaza a su puesto. En su ADN está inscrito aquello de: “El que se fue a Sevilla, perdió su silla”. También los identificaremos por ser líderes incapaces de enseñar lo que ellos saben, además tienden a pensar que ellos lo saben todo.

Como los gatos, animales territoriales, que tanto machos como hembras organizan y defienden su territorio marcándolo con orina, feromonas o arañazos, marcas que constituyen señales de comunicación que otros gatos entienden, así el líder afectado por el Síndrome de Cronos marca su territorio, e intenta impedir que cualquier subordinado pretenda atentar contra su estabilidad en su puesto.
Al ser un estilo de liderazgo basado en el miedo, y atentar contra el dominio y conocimiento personal del líder, desposeyéndolo de todo control sobre sí mismo, afecta al estilo de mando y a la calidad gerencial, impidiendo un correcto talante directivo, orientado a ofrecer bienestar y desarrollo de todos los integrantes de la organización.

Muy a menudo, cuando se inicia una andadura laboral en una organización, se idealiza la gestión de la misma, y el clima laboral. No obstante, en otras tantas ocasiones, poco a poco, uno se va dando cuenta de que existen conductas y comportamientos directivos totalitarios que impiden superarse, y que condenan a un estancamiento difícil de sobrellevar. En ocasiones debido sobre todo a la traba impuesta por el superior directo, afectado por el Síndrome de Cronos, y presa de sus miedos paranoicos, que terminan repercutiendo en una merma de la productividad.

Parece que a medida que asciendes un poco en la pirámide de responsabilidades y compromisos de la organización, la desconfianza de los compañeros, y el miedo a perder el estatus alcanzado, comienzan en muchos líderes a hacer su aparición. Cualquier voluntad de quien quiere echarte una mano es vista con recelo y bajo sospecha. Es la soledad del cargo cuando se vive pegado a la silla. Quizá sea por eso, que muchos de los líderes carismáticos hayan cometido sus mayores errores en lo más alto de sus carreras. Inseguridad y miedos personales, se complementan a la perfección con puestos gerenciales y de supervisión de equipos. Algo, en su día, estudiado por McClelland quien concluyó que el individuo presenta una necesidad de poder, y que se aferra a él en virtud de su inseguridad personal.

Toda organización de cualquier ámbito, el desempeño y sus resultados

En toda organización de cualquier ámbito, el desempeño y sus resultados, dependen en gran medida de una “cabeza de organización” es decir de su(s) gerente(s), esa persona encargada de señalar el rumbo de dicha empresa.

El gerente que prevalece y enrumba su organización hacia el éxito de forma eficiente es aquel que desarrolla competencias propias más allá de una gerencia o una jefatura, en este caso hablamos de características de liderazgo las cuales van enfocadas a una autogestión eficaz, además de formar relaciones más empáticas tanto con sus colaboradores como con el contexto en el cual se desarrolla. Para esto, es importante siempre estar a la vanguardia para permanecer actualizado con respecto al comportamiento general del mercado.

El Coaching Ejecutivo es una moderna herramienta que perfectamente ayuda a cualquier gerente a potencializar sus competencias gerenciales desde la perspectiva de un líder, ayudándole a reencontrar esa parte humana que la cotidianeidad en cierto momento robotizó, además de ayudarle a focalizar sus objetivos y emprender un plan de acción basado en su propio compromiso, desarrollando competencias gerenciales como una adecuada forma de comunicarse; cómo transmitir la misión y visión de la empresa, cómo mantener un equilibrio óptimo entre trabajo y vida personal, patrones de comportamiento que bloqueen alcanzar rápidamente las metas, son sólo algunas de las áreas de intervención por parte de un Coach Ejecutivo.

Para que un rol de liderazgo se ejecute de manera asertiva debe desarrollarse el “nivel de influencia” del líder sobre su equipo de trabajo. Por medio de un ejemplo digno de ser copiado, los colaboradores forman equipos de trabajo altamente efectivos y asertivos; equipos motivados y comprometidos con la cultura organizacional de la empresa a la cual representan, asumiendo e internalizando códigos de comportamiento tanto dentro como fuera de su lugar de trabajo, desarrollando también formas correctas de comunicación y relaciones firmes y más humanas.

Es muy importante que el líder sepa delegar funciones, reconociendo sus propias debilidades o carencias, depositando confianza y responsabilidad en sus colaboradores. De esta forma el gerente puede enfocar su gestión en las estrategias, creatividad en implementación, resolución de conflictos; y otros temas como la motivación en los colaboradores, estudiar el comportamiento de la competencia y el contexto en general y analizar nuevas oportunidades de crecimiento entre otras. Por otro lado, los otros integrantes del equipo se concentran en su labor, produciendo que saquen lo mejor de sí mismos y se incentiven y motiven.

Es evidente que el desempeño de dicha “cabeza de organización” requiere de una constante autoevaluación además de evaluación por parte de su equipo de trabajo, con metodologías puntuales como un 360°, pues es muy importante tener una retroalimentación desde varias perspectivas para poder visualizar mejor las oportunidades de mejora.

Podríamos concluir que un líder en primera instancia, se lidera a sí mismo para poder liderar a otros; y una vez que ha incorporado valores a su conducta diaria, ésta, además de volverse habitual, se vuelve más creíble cuando tenga que influir en otros y por consecuencia los demás copiarán ese ejemplo. Por último, cuando exista una sinergia entre el líder y los demás colaboradores, el destino es conjuntar esfuerzos para alcanzar metas y objetivos por medio de un plan de equipo en el cual, cada elemento es igual de importante para que el “barco” navegue de forma alineada, y de esta forma se desarrolla como un equipo altamente efectivo y competitivo.

En todo este proceso, que inicia de adentro hacia afuera en el gerente que decide ser también líder, el Coaching Ejecutivo, es un elemento indispensable que brinda grandes probabilidades de generar resultados positivos hacia las metas y objetivos que sean sostenidos a lo largo del tiempo, e incidan directamente en su equipo de trabajo y consecuentemente en los clientes de la empresa y en los resultados de la misma, además del ámbito en que participa en general.

Los tres últimos deseos de Alejandro EL GRANDE

Reflexiones – Los tres últimos deseos de Alejandro El Grande

Encontrándose al borde de la muerte, Alejandro convocó a sus generales y les comunicó sus tres últimos deseos:

1 – Que su ataúd fuese llevado en hombros y transportado por los mejores médicos de la época.

2 – Que los tesoros que había conquistado (plata, oro, piedras preciosas), fueran esparcidos por el camino hasta su tumba, y…

3 – Que sus manos quedaran balanceándose en el aire, fuera del ataúd, y a la vista de todos.

Uno de sus generales, asombrado por tan insólitos deseos, le preguntó a Alejandro cuáles eran sus razones.

Alejandro le explicó:

1 – Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para así mostrar que ellos NO tienen, ante la muerte, el poder de curar.

2 – Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanecen.

3 – Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y con las manos vacías partimos, cuando se nos termina el más valioso tesoro que es el tiempo.

Al morir nada material te llevas, aunque creo que las buenas acciones son una especie de cheques de viajero.

“EL TIEMPO” es el tesoro más valioso que tenemos porque ES limitado. Podemos producir más dinero, pero no más tiempo.. Cuando le dedicamos tiempo a una persona, le estamos entregando una porción de nuestra vida que nunca podremos recuperar, nuestro tiempo es nuestra vida. EL MEJOR REGALO que le puedes dar a alguien es tu tiempo y SIEMPRE se le regala a la familia o a un buen amigo.

Eclesiastés 3:1-2
Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora:
Tiempo de nacer y tiempo de morir, tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado…