La zona de confort es un estado mental que no permite el crecimiento persona. Puede dar una agradable porque nos permite seguir siempre con el «piloto automático». Pero mantenernos en ese estado y a la larga no salir de ella puede hacer que nos sintamos vacíos y se caiga en la apatía o en ciertos comportamientos relacionados con la depresión. Hay que buscar motivos por los que deberíamos salir de la zona de confort: -Permite el desarrollo personal -Desarrollaremos y potenciaremos nuestras habilidades -Nos permite tener nuevas experiencias -Desarrollamos la creatividad -Ganamos autoconfianza -Ampliamos nuestra red social.